Se encuentra usted aquí

Banxico y la tasa de interés

Miércoles, 20 de Diciembre 2017 - 15:00

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

banxico.jpg

El pasado 14 de diciembre de 2017, la Junta de Gobierno del Banco de México decidió aumentar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día. De esta manera, pasa de a un nivel de 7.25%, desde el 7.00%. Fue por decisión mayoritaria. Se sabe que un miembro de la Junta (no se dio a conocer oficialmente su nombre) votó por incrementar el objetivo para la tasa de interés de referencia en 50 puntos base.

De acuerdo a información de Banxico, la inflación alcanzó 6.66 por ciento en agosto del 2017 y se redujo en los siguientes dos meses. No obstante, la presencia de nuevos choques provocó que al mes de noviembre de este año, la inflación general mostrara un aumento respecto a septiembre, al pasar de 6.35 por ciento a 6.63 por ciento. Así, la variación anual del subíndice no subyacente se incrementó de 11.28 por ciento en septiembre a 11.97 por ciento en noviembre, posiblemente por los incrementos en los precios de los energéticos, destacando el del gas L.P., así como el alza en los precios de ciertas verduras y frutas.

Por su parte, la inflación subyacente también se incrementó, al pasar de 4.80 por ciento en septiembre del 2017 a 4.90 por ciento en noviembre de este año. Este comportamiento estuvo relacionado, principalmente, a un incremento en los precios de las mercancías no alimenticias y a un repunte en los precios de los servicios. Las expectativas de inflación del cierre del 2017 se elevaron entre septiembre y noviembre de 6.30 a 6.50 por ciento, en respuesta al incremento reciente de la inflación.

Hay que considerar en este año, el efecto del incremento al salario mínimo que entró en vigor en diciembre del 2017, en lugar de enero del 2018 , lo que anticipa un cierre de la inflación general anual de 2017 mayor a la cifra de noviembre. Afortunadamente, las de mediano y largo plazo permanecieron alrededor de 3.50 por ciento.

Hay que recordar que el Banco de México es un banco central con carácter autónomo. Es autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Su objetivo prioritario es procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, es decir, la estabilidad de precios.

La estabilidad de precios se da en una situación en la que la inflación es baja.

Los cambios que realizó, el pasado 14 de diciembre de 2017, el Banco de México al objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, tiene efectos sobre otras variables (negociaciones salariales, crecimiento del crédito bancario, compra de bienes, etcétera), mismos que repercuten en la inflación.

Un aumento en la tasa de interés incentiva el ahorro por mejores rendimientos y disminuye el consumo de las familias. Sin embargo, para las empresas hace menos atractiva la realización de nuevos proyectos de inversión, sobre todo si estos requieren crédito, por los mayores costos financieros que implica.

De acuerdo a información oficial, la Junta de Gobierno del Banco de México, seguirá muy de cerca la evolución de la inflación respecto a la trayectoria prevista, considerando el horizonte en el que opera la política monetaria, así como la de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo. En caso de ser necesario, señala la misma Junta de Gobierno del Banxico, tomará las acciones correspondientes, tan pronto como se requiera, para asegurar que se mantenga una postura monetaria que fortalezca el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazo en nuestro país.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar