Se encuentra usted aquí

Televisa vs Netflix

Lunes, 29 de Febrero 2016 - 16:30

Autor

fer_obregon.jpg
Fer Obregón

Compartir

blim.png

Aunque se enoje conmigo… ¡Bien por Televisa! Ahí le voy…

Hace justo una semana nos levantamos con el lanzamiento de una plataforma de contenidos en línea propiedad de Televisa llamada “Blim”.

Sinceramente le cuento que yo no tenía la menor idea de qué diablos era eso. Yo sabía que Televisa estaba trabajando en mejorar su anterior plataforma “VeoTV” pero desconocía por completo de este sistema de contenidos.

Pues así como critico a Televisa cuando hace alguna tontera del Canal de las Tonteras, aquí sí que hay que felicitar a la empresa de Emilio Azcárraga, a él, a sus ejecutivos y empleados de todas las áreas.

¿Por qué?

Porque por fin está tratando de competir de forma leal y con contenidos propios contra un esquema ya tan bien establecido y en crecimiento como Netflix Latinoamérica.

Obviamente, de primer bote, se presta a hacer bromas. Sinceramente me dio mucha risa encontrar en Facebook cosas como esta:

blim1.png

Yo no sé si es porque estamos a disgusto con Televisa debido a esta especie de odio que se le tiene en redes sociales… No sé si es por el descrédito que solita la empresa se ha ganado o de plano porque en México nomás no se nos da eso de apoyar los productos nacionales pero lo que sí pudimos ver fue una gran cantidad de burlas al respecto.

Yo quisiera irme más profundo que eso.

Hace unos pocos años, cuando empezó Netflix… ¿Cómo empezó? Yo recuerdo que les tomé la palabra de mis 30 días de prueba y después dejé de usar el servicio. ¿Por qué? Muy fácil. El catálogo era de flojera, con puras películas viejas y que además podía ver en mi sistema de televisión de paga o a veces hasta en tele abierta. ¿Cómo para qué le iba a pagar a Netflix 99 pesos?

Bueno, pues lo mismo ocurre con Blim. Hay que darle tiempo a que se pueda establecer, conseguir más títulos, dar oportunidad a que pueda hacer producciones originales y que acapare su público objetivo.

Conociendo a Televisa desde dentro, le puedo decir que es muy probable que sea un proyecto muy ambicioso y que sus metas estén muy por encima de la realidad. Si la empresa de Azcárraga y asociados se pone las pilas, le da tiempo de madurar a Blim y además no comienza a recortar el proyecto por su clásica “falta de resultados”, puedo firmarle que va a funcionar.

Si bien en Netflix tenemos títulos como “House of Cards” o “Orange Is The New Black”, en Blim tendremos telenovelas o películas mexicanas y una que otra cosa de fuera. Suena ridículo si comparamos “La Risa en Vacaciones” con los programas originales de Netflix anteriormente mencionados…

blim2.png

Pero donde no estamos viendo lo bueno es que el sol sale para todos y que para todos hay público. ¿No me diga que no conoce señoras súper respetables que les encanta ver telenovelas? Incluso nuestras propias madres… Bueno, pues ahora tendrán un servicio para que se conecten cuando quieran y vean las telenovelas que quieran. Esperemos le pierdan el miedo a las computadoras o que le entiendan a las Smart TV’s porque si no, los que vamos a sufrir seremos los hijos. Y mucho, créame.

Regresando a los contenidos de Blim, ¿a poco todos somos súper sofisticados y esquicitos que solo vemos series como Black Sails y nunca nos hemos puesto a ver un programa de comedia nacional?

Obviamente Televisa tiene que echar mano de sus propios contenidos que han estado saliendo al aire desde que nació la empresa. De hecho, ahorita tiene metida a mucha gente digitalizando material, poniéndolo en categorías y haciendo pautas creativas para Blim. Créame que también va de por medio el trabajo honesto y de buena fe de estas personas que no tienen poder de decisión y le entran a la chamba con todo.

Obviamente las alianzas comerciales de distribución de contenidos internacionales están en pañales (por lo pronto).

¿Pero qué pasará si le damos chance de aquí a un año o dos?

Yo sí creo firmemente que así como Televisa cuenta actualmente con todo lo necesario para hacer producciones del tamaño de Hollywood (que no quiere, es otra cosa) también creo que tiene lo necesario para ponerse en el mercado internacional con esta nueva OTT (significa distribución de contenidos over the top, o sea por arribota de lo tradicional).

Si actualmente ya tenemos Claro Video de Telmex y nadie se le va encima a hacerle memes, ¿Por qué contra Televisa sí?

Pues ahí le va mi teoría de por qué Televisa no es del agrado de mucha gente desde hace tiempo… Se lo pongo por puntos para no hacer esto tedioso e insisto, es mi punto de vista muy personal…

  • Emilio Azcárraga Jean entró a hacer finanzas y no a hacer televisión.
  • Se descuidó el crear contenidos nuevos y de vanguardia a cambio de soluciones económicas para la empresa.
  • El público se ha visto descuidado y hasta “engañado”.
  • Sus personajes de noticias han sufrido crisis de credibilidad y no se ha hecho nada: ni a favor ni en contra. Pareciera que Televisa hace caso omiso.
  • Se construyó una candidatura con Enrique Peña Nieto y más allá de rumores o no, Televisa siempre da la versión oficial dentro de sus espacios noticiosos estelares. Parece la televisora del gobierno, aunque quizá ni lo sea.
  • Se eliminó por completo la comedia. Sector que la gente quiere mucho.
  • Metieron programas como “Laura” que solo destrozan a un canal o a una televisora. ¿No me cree? Pregúntele a los amigos peruanos…
  • Ante las protestas sociales, Televisa se ha mantenido en silencio.
  • Tiene enemigos acérrimos que desde otras trincheras aprovechan para pegarle con todo y mucha gente de la audiencia se queda con esa información.
  • Se le vino el mundo encima con Twitter y YouTube. La información fluye más rápido por estos medios que por la TV convencional.
  • Se le vinieron encima los contenidos en línea.
  • Se quedó sin conductores y actores con imagen fresca, usa los mismos siempre para todo.
  • Metió un sistema de trabajo que beneficia a la empresa pero perjudica al empleado, quien ya no se siente con seguridad laboral ni tampoco apreciado.
  • Como cerró caja, pues no hay contratación de nuevos talentos y por ende no hay creación de nuevas figuras por las cuales el público se pueda enloquecer como era antes.
  • Como cerró caja, mandó a volar a mucho talento que tenía contratado bajo exclusividad y dicho talento anda por Telemundo, Grupo Lieberman, NBC en su división de contenidos latinos y Netflix.
  • Como cerró caja, tampoco hay generación de nuevos contenidos. ¿Para qué? Ahorita lo que está haciendo Televisa es sobrevivir aunque usted no lo crea.

En pocas palabras, de lo que anteriormente nos daban de comer surtido, ahora nos metieron nomás tortillas frías con frijoles viejos y a volar. Y para colmo servidos de mala gana.

Yo creo que el Sr. Azcárraga y todo su equipo pueden hacer mucho más. Se entiende que las finanzas no anden bien, pero si siguen bajo este esquema no se compondrá nada.

Aplaudo la iniciativa de Televisa encabezada por José Bastón (Vicepresidente de Contenidos Televisivos entre otras labores) de lanzar este servicio para captar a un público que por ahí andaba suelto.

Solo una cosa… ¡Cuidado! Si empiezan a hacer “proyectos originales” pero resulta que vemos a las mismas celebridades que vemos diario en tv abierta… resulta que vemos que sigue bajo el esquema del melodrama a todo lo que da… resulta que estamos pagando por nada… ¡ahí sí que puede quebrar!

blim3.png

Ya estamos en pleno 2016 y no pueden hacer telenovelas donde pongan a una chava guapísima que parece holandesa a interpretar a “María” de “Simplemente María”. ¡Yo quisiera una persona de servicio así de guapota! ¡Me caso!

Así que no vengan por favor a decir que la nueva versión del indio “Tizoc” la hará nuestro autóctono William Levy…

blim4.png
blim5.png

Contrario a lo que piensan algunos ejecutivos y productores, las audiencias sí evolucionan y ahí está la explicación de por qué la TV tradicional ya no genera tanto interés entre los chavos de 17 años en adelante… Están más al pendiente de sus “estrellas” de internet porque dichas “estrellas” les hablan en su idioma, no se los tratan de fabricar. Son auténticos, son “neta” y son directos.

En la TV nacional hace falta regresar a lo básico:

  • Programas de noticias con comunicadores respetados.
  • Programas de variedad que realmente diviertan y aporten valor al entretenimiento y a la sociedad.
  • Programas de revista y espectáculos.
  • Programas de concurso.
  • Programas musicales (aunque sea un Top Ten).
  • Programas deportivos que se centren en el deporte, no en las pato-aventuras de sus conductoras y retos locos.
  • Programas para niños (¿dónde diablos quedaron?).
  • Telenovelas que arriesguen, que paralicen al país.
  • Formatos nuevos como en su momento lo fueron los reality shows. Ya no Big Brother, pero ahí hay otros cientos de programas exitosos recién saliditos del horno.
  • Barra de comedia.
  • Barra de debate político (imagínese un “Tercer Grado” con periodistas de todos lados).

Por ahí dicen “back to basics”… No se trata de involucionar, sino de agarrar lo que sirve y hacerlo mejor.

¿Falta audiencia? Con más y mejores programas se le atrae.

¿Faltan anunciantes? Con más audiencia se atraen.

Entonces, ¿qué falta?

Falta que no duela el codo, tomar los recursos que ya tiene Televisa y hacer bien lo que sabe hacer bien.

En alguna columna posterior a esta, le platicaré todas las bondades que no se suelen conocer que tiene una empresa como Televisa. Así como en todos los aspectos de la vida: hay lugares más brillantes y lugares más oscuros.

Es fácil mirar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Por lo cual, cuando yo tenga que tirarle a Televisa o cualquier otro medio, cuente conmigo. Pero cuando haya algo qué elogiar ya sea a Televisa, TV Azteca o Patito TV, también cuente conmigo. ¿Le late?

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar