Se encuentra usted aquí

Más que sólo flores

Martes, 24 de Abril 2018 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

concurso-arte-floral-cdmx.jpg

“El arte es una mentira que nos acerca a la verdad.” – Pablo Picasso / Pintor Español

La expresión del alma y la creatividad son cuestiones intangibles que difícilmente pueden explicarse, simplemente el artista crea su obra y cuando provoca un impacto en el espectador o logra una conexión, significa que cumplió su cometido: trascender.

El arte floral y/o el diseño floral implican hacer uso de materiales vegetales frescos para crear composiciones estéticas con técnica, armonía de color y creatividad, entre otros elementos que se adquieren con estudio, práctica, disciplina y principalmente, talento e ingenio para expresarse y causar un impacto, generar emociones y ambientar espacios. En lo particular, las flores han estado presentes en todas las etapas de mi vida, en celebraciones, concursos, eventos y funerales pero nunca habían despertado en mí la curiosidad necesaria para considerarlas una forma de lenguaje y por tanto, expresarme a través de ellas (las palabras son lo mío); sin embargo, hace un año descubrí que quería conocer, aprender y vivir en ese mundo que me parece místico porque un diseño floral no es eterno pero todo lo que implica su creación es tanto o más significativo al igual que una obra de arte y fue entonces que me decidí a aprender. Inicié por talleres muy especializados sin ninguna formación previa de las bases en el diseño floral y poco a poco fui encontrando más motivos para sentirme feliz entre flores, follajes, cortezas, colores, texturas, aromas, etc. El tiempo pasó y un buen día me encontré con una convocatoria para participar en el Primer Concurso de Arte Floral, Espacio Arte Flores y ser parte de la exposición que forma parte del Festival Flores y Jardines, el cual se realizó del 20 al 22 de abril, sobra decir que la experiencia ha sido por demás significativa y aleccionadora pero lo que quiero resaltar en esta ocasión, es el reconocimiento a quienes llevan un camino mucho más largo que el mío en este campo y cuyos diseños se convirtieron en mi inspiración para seguir aprendiendo.

Con el diseño “Mariposa Monarca”, Gabriela Hernández Olea, Jaime Bermúdez Díaz, María Fernanda Reyes Baeza, Susana Verónica González Lucio y Leticia Baeza Hernández fueron mis favoritos en la categoría Arreglo Floral Monumental, quienes representaron el vuelo de las mariposas, su hábitat, su flora y fauna del lugar en el que viven pero además, le dieron un toque mágico que atrapaba la mirada y obligaba a mirarlo por más tiempo del que la fila atiborrada de visitantes permitía. El equipo participante estuvo formado por maestros y diseñadores, quienes dieron muestra de la armonía y el talento que los une y lo cual significó un plus porque siempre estuvieron juntos y con la camiseta puesta a pesar de los inconvenientes logísticos pero más significativo fueron el tiempo, la dedicación, el esfuerzo y la técnica utilizados para lograr tan espectacular obra que por supuesto, no pasó desapercibida y fue la favorita de muchos.

En la categoría de Intervención a Figura Humana (Maniquí) fueron dos mis diseños favoritos: “Romance” de Raúl Aviña Hernández, una representación cien por ciento del estilo victoriano, con materiales frescos y una dedicación muy particular para colocar cada elemento en su lugar y lograr una espectacular propuesta que nos remontó de inmediato a una época llena de romanticismo y detalles con colores sutiles y acentos muy bien logrados. El segundo favorito fue “Tomando un Respiro” de Alejandra Ponce con quien tuve oportunidad de conversar e intercambiar opiniones pues también de eso se trata este tipo de festivales: de hacer amistades. Su propuesta fue una intervención explícita que logró a través de una apertura en el tórax, conectando al corazón con la cabeza y entregando con la mano un ramillete de flores para crear un ciclo perfecto de respiración que invita a llenarnos de cosas bellas y olvidarnos por un momento del estrés y las cosas no tan lindas que nos rodean en la gran urbe que vivimos, entregando todo lo que hacemos desde el corazón como todo lo que hace Ale pues posee un gran talento.

Finalmente, el diseño elegido en la categoría de Intervención a Busto fue el de “Naturaleza Quieta” creado por Beatríz Ramírez Woolrich, a quien no tuve el gusto de conocer en persona (un festival de tres días no alcanza para crear todas las conexiones que uno quisiera) pero cuyo trabajo me gustó por la fusión de elementos, por su estilo suelto y libre pero concreto.

Las flores no son simplemente un regalo o un ramo de nupcias, son lenguaje, expresión, propuesta, denuncia, pasión, disciplina, entrega, emoción y un regalo que la naturaleza en su generosidad, nos regala para nuestro deleite.

Perder o ganar no es el fin sino estar en el lugar y en el momento correctos, con la satisfacción de ver la obra terminada y saber que ha sido apreciada por centenas de personas, lo que sigue es dar los siguientes pasos y seguir creciendo. Como en todo certamen, cada quien tiene a sus favoritos y yo no quise perder la oportunidad de dedicar un espacio a las horas de trabajo y dedicación invertidas para ser parte de una exposición de tal magnitud. ¡Que vengan muchos festivales más!

acrord32_2018-08-21_15-27-12.jpg
Número 20 - agosto 2018
Descargar