Se encuentra usted aquí

El ropero de la abuelita: Cri–Cri

Martes, 28 de Noviembre 2017 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

francisco-gabilondo-soler-cri-cri.jpg

 

Imaginar princesas, castillos encantados, personajes fantásticos y entonar canciones melodiosas seguramente nos remonte a la infancia y quizá también nos recuerde libros y películas extranjeros pero en México, hace 110 años nació un hombrecillo con espíritu soñador que dio vida a un simpático personaje que bien podría (o debería) tener un lugar entre las celebridades infantiles a nivel internacional: Cri-Cri, El Grillito Cantor y en esta cápsula del tiempo revisaremos su origen, historia y permanencia de generación en generación.

Un negrito bailarín…

Corría el año de 1907 en Orizaba, Veracruz cuando nació Francisco Gabilondo Soler, quien a muy tempranos años mostró gran interés por la música y por aprender y estudiar, aunque no en la escuela como todos los niños sino rodeado del campo y los ruidos del bosque. Su formación fue autodidacta y su mayor pasión fue la astronomía, aunque durante su adolescencia también practicó el boxeo, la natación y el toreo. Fue alrededor de 1930 que empezó a componer sus propias melodías y en 1934 inició un programa de quince minutos de duración sin publicidad ni patrocinadores en los que narraba diversas historias de animales y otros personajes dando vida así a Cri-Cri, el alma de todos los cuentos.

Toma el llavero abuelita…

“Las canciones de Cri-Cri son relatos de las aventuras del Grillito Cantor en el bosque (Llueve, ¡Al agua todos!), en el país de los cuentos (Castillo azul) o en lugares lejanos (Chong Ki Fu, Ché Araña). A su vez, reflejan crítica social (La patita, El jicote aguamielero), describen las costumbres de la época (El Ropavejero, La banda del pueblo), retratan lo cotidiano (Caminito de la Escuela, Teté) y expresan los puntos de vista de su autor (Acuarela, Marina, Pico Peñón). El repertorio de Cri-Cri incluye 228 canciones y composiciones (120 de ellas grabadas) más de 300 personajes y 3,560 páginas de textos y cuentos.)” Información de Cuentos con Mario Iván Martínez, Un rato para imaginar Vol. XXI y XXII Álbum doble.

Tres pasitos, arrastraditos pa’delante y para atrás…

El legado de Gabilondo Soler no tiene comparación, en 1963 Ignacio López Tarso y Marga López estelarizaron una película sobre su vida y obra, al cual incluye una animación realizada por Walt Disney para la canción de Los Cochinitos Dormilones. En 2007 y con motivo de los 100 años de su nacimiento, se realizaron diversas celebraciones en Orizaba (ciudad natal) y Ciudad de México, principalmente. Este año, se celebran 110 años de su natalicio y en Orizaba, dentro del Poliforum Mier y Pesado se ha inaugurado el Museo Francisco Gabilondo Soler. Como embajador de la obra de Cri-Cri, Mario Iván Martínez, Cuenta-Cuentos realiza un segundo homenaje a través de “Que dejen toditos los sueños abiertos” que “celebra y rememora nuestra fascinación con la inagotable inventiva de un mago de la palabra y la fantasía.”

El viejito de los sueños, dulces cuentos te contará…

La magia de un personaje como Cri-Cri y la maravillosa mente creativa que le dio vida no han perdido vigencia, el Grillito Cantor utiliza a la perfección la tecnología para seguir difundiendo el legado de su creador Gabilondo Soler y cuenta con una página oficial www.cricri.com.mx, redes sociales, canal de YouTube y también ocupa un lugar en la exposición “México y Walt Disney: Un encuentro mágico” además de tener un Club de amigos para los chiquitines. Tuve el privilegio de conocer El Ratón Vaquero, La Muñeca Fea, La Patita, La Marcha de las Letras y más, a través de los impecables discos de acetato que aún conserva mi padre en su mueble de tesoros discográficos, claro que nunca imaginé que más de treinta años después sería mi hijo quien los escuchara, disfrutara, cantara y adoptara como sus favoritos después de haberlo llevado al espectáculo de Mario Iván.

La imaginación, los sueños, la música, los viajes, los cuentos, la fantasía y la diversión nunca pasan de moda, qué alegría que un personaje hecho en México siga teniendo vigencia y qué privilegio poder compartir ese legado artístico con nuestros hijos.

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar