Se encuentra usted aquí

¡El Regreso del Cácaro!

Martes, 25 de Septiembre 2018 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

love-cinema.png

El cine es también terapéutico, aprovecho para visitar una sala de cine o al menos, ver una película favorita en el obsoleto DVD cuando intento abstraerme de la cruda realidad y olvidar que soy una simple mortal para imaginar y sentir otras realidades y emociones, inmersa en una historia que no sea la propia y que me brinde un rato de tranquilidad. En esta entrega les comparto una selección de los filmes que me ayudan a resetear el pensamiento y apaciguar el corazón.

Chocolat (2000, Lasse Hällstrom, Reino Unido-Estados Unidos) protagonizada por una estrella del cine como lo es Juliete Binoche, cuya historia se centra en una mujer soltera que va de poblado en poblado intentado echar raíces y hacer próspero su negocio de chocolate artesanal. Se trata de un filme sencillo pero que logra conectar con las emociones más profundas del ser humano, sus fobias, sus miedos, sus pasiones y su doble moral. La descubrí en el momento más romántico de mi vida no por haber encontrado al amor de mi vida sino porque se trataba de una etapa serena y de plena libertad en la que bastaba querer hacer las cosas para conseguirlas.

Mi mayor inspiración y entre los filmes más complicados de mi selección personal se encuentra Las aventuras del Barón Munchausen (1988, Terry Gilliam, Estados Unidos) el cual vi en el cine con escasos nueve años y me impactó aunque en el ámbito cinematográfico se trató de un fracaso taquillero porque la distribuidora se encontraba en venta al momento de su estreno por lo que no tuvo los apoyos necesarios de proyección; sin embargo, es una historia que vista con atención logra atrapar la atención porque su personaje principal no es un héroe encasillado sino un Quijote incomprendido que va por la vida desafiando las leyes de lo establecido y así consigue salvar a su país de la invasión extranjera.

Modigliani es una película bella (2004, Mick Davis, Estados Unidos) poética y delirante que algunos críticos clasifican como escaparate para su estrella principal Andy García porque la historia aunque es biográfica, se apoya en sucesos ficticios sobre la vida del pintor Amedeo Modigliani; sin embargo, a pesar de la crítica despiadada, el filme es de una emoción profunda que puede disfrutarse en una tarde de otoño como las que ya tenemos por estos días.

En el mismo tenor se encuentra Grandes Esperanzas (1998, Alfonso Cuarón, Estados Unidos) otra producción rechazada por la crítica por ser considerada una traición al texto original de Dickens pero siendo francos, trasladar el lenguaje literario al cinematográfico no es tarea fácil porque lo visual siempre será un apoyo y una referencia de lo escrito; en lo particular, me parece que ningún filme ha superado al texto original pero eso no significa que los intentos sean del todo errados. Quizá la versión de Cuarón sea demasiado modernista y es muy probable que no invite a revisar la fuente principal de la historia pero logra su objetivo de entretenimiento y con eso basta para querer verla todas las veces posibles.

Y ya para finalizar, casi cualquier filme de Julia Roberts resulta buena opción para entretenerse y reír un poco, desde La boda de mi mejor amigo, pasando por Mujer Bonita, hasta su último éxito taquillero Comer, Rezar, Amar se trata de producciones en las que basta con tener la disposición para pasar un buen rato y lo demás está hecho.

Lo anterior, nos demuestra que el arte cinematográfico tiene material para todos los gustos, edades y momentos de la vida, no siempre se trata de entrar a una sala de cine a observar una película con mirada crítica pero sí es importante disfrutar de la magia que implica el poder sentarse frente a una imagen en movimiento que hoy, gracias a la tecnología, está disponible a tan sólo un click de distancia entre el Internet y el espectador. Disfrute del cine en sus múltiples formatos y formas de reproducción pero por favor, diga no a la piratería.


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis