Se encuentra usted aquí

Coco: Una caricia al corazón

Viernes, 03 de Noviembre 2017 - 15:00

Autor

pryz_hill.jpg
Pryz Hill

Compartir

coco.jpg

Coco, la nueva película de Disney-Pixar, no sólo enaltece a la familia, sino también a las costumbres de México.

Desde el inicio, es maravilloso escuchar la entrada musical de Disney acompañada del maricahi; ya ahí, te pones derechito en tu asiento y te sientes orgulloso.

Todo comienza con una historia contada a través de una animación sobre papel picado, ahí ya se te enchinó la piel.

Después aparece quien aparentemente es nuestro protagonista, Miguel, un niño que ha crecido escuchando la historia de su familia, viviendo sus tradiciones y siguiendo sus costumbres, tal como ser un zapatero. Es el momento donde vemos aquel matriarcado, icono de nuestro país, donde lo que dice la abuela se hace o te caerá un chanclazo.

En esa familia está prohibida la música, todo por una “desgracia ancestral”, sin embargo resulta que Miguel ama la música y la lleva en su interior. Para colmo, su ídolo es Ernesto de la Cruz un músico que es idolatrado por el pueblo. Miguel, sin saberlo, emprenderá un viaje al mundo de los muertos para encontrar respuestas a sus sueños, aprendiendo que la familia siempre es lo primero.

Para mí, Coco es una caricia al alma y el corazón, tanto en el sentido familiar como en el nacional, exaltando con precisión y respeto las costumbres de México, su música, colores, tradiciones y cosmovisión.

La inclusión de personajes como Diego Rivera, Frida Kahlo, El Santo, Pedro Infante o Jorge Negrete, la hacen memorable mientras que la referencia a símbolos y elementos como los alebrijes, la ofrenda, la lucha libre, el mariachi, la abuela o la familia muégano, la hacen entrañable.

Con esos elementos una pregunta empezó a rondar en mi cabeza, ¿cómo era posible que esta bella película, que pone en alto el nombre de México, se podía haber realizado justo en la era del nuevo presidente de Estados Unidos, que digámoslo así, no nos quiere?

La respuesta me la dió Adrian Molina, el coproductor de la cinta Coco, que resultó ser México-Americano, ya que su madre y sus abuelos son de Jalisco. Y la respuesta fue que se estuvo desarrollando durante seis años, por lo que eran tiempos diferentes y ahora, a pesar de que el mundo ha cambiado, resaltó que el núcleo de esta la película es la familia y ese es igual aquí y en cualquier parte del mundo.

coco2.jpg

También tuve el placer de platicar con Darla K. Anderson y Lee Unkrich, productora y codirector respectivamente, quienes me contaron que viajaron a Michoacán, Guanajuato y Oaxaca para poder ver estas vivencias y conocer más a fondo a la gente. De hecho, dijeron que los oaxaqueños abrieron las puertas de sus casas y su corazón, por lo que obviamente les pregunté cuáles serían sus palabras de aliento a esas personas que lo perdieron todo en el terremoto del pasado 7 de septiembre, ellos sin duda dijeron que no tenían palabras y que se sentían tristes.

Es importante destacar que actores mexicanos prestaron su voz para la cinta y ellos son: Gael García Bernal (fue el único que prestó su voz para dar vida a ‘Héctor’, tanto en inglés como en español), Luis Ángel Gómez (Miguel); Elena Poniatowska (Mamá Coco); Angélica María (la Abuelita); César Costa (Papá), Sofía Espinosa (Mamá), Marco Antonio Solís (Ernesto de la Cruz), Víctor Trujillo (Chicharrón), Angélica Vale (tatarabuela, Mamá Imelda), Cecilia Suárez (Tía Rosita) y Alfonso Arau (bisabuelo, Papá Julio).

El broche de oro es la música, sus huapángos, guitarras y mariachis uff… es increíble escuchar tanto a talentos consagrados como Bronco, Angélica María y Marco Antonio Solís con “La Llorona”, hasta voces que se están madurando como la de Carlos Rivera con el tema “Recuérdame” que se incluye en los créditos o el de jóvenes como Karol Sevilla cantando “La Bikina” o Jorge Blanco con “Bésame Mucho”. El asesor musical es Camilo Lara, del proyecto musical Instituto Mexicano del Sonido, quien también forma parte del equipo.

coco3.jpg

Coco es una película con la cual tendrás que llevar una caja de pañuelos, porque llorarás y llorarás, te sentirás orgulloso de ser mexicano y correrás a tu casa a poner un altar de muertos con todos tus familiares, hasta los que no te caían tan bien, sin duda recordarás y vivirás el mejor Día de muertos de tu vida.

Coco es simplemente… ¡Viva la familia!

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar