Se encuentra usted aquí

Smart Cities… ¿Mito o Realidad?

Miércoles, 05 de Diciembre 2018 - 14:25

Autor

guillermo-hernandezs.jpg
Guillermo Hernández Salgado

Compartir

smart_city.jpg

Algunos de los nuevos gobiernos, sobre todo los municipales, se encuentran seducidos por convertirse en un Smart City, lo cual, de inicio luce sumamente interesante, para los que entienden el concepto que representan un porcentaje pequeño de la comunidad puede sonar como una agradable posibilidad, pero veamos que significa este concepto.

Definición de Smart City / Ciudad Inteligente.

Son aquellas que utilizan el potencial de la tecnología y la innovación, junto al resto de recursos para hacer de ellos un uso más eficaz, promover un desarrollo sostenible y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

¿Qué requisitos hay para ser una Ciudad Inteligente?

Hay una serie de consideraciones que promueven el desarrollo de una Ciudad Inteligente, podemos citar algunos:

Facultad Cognitiva

  • Entender el concepto de transformación digital por parte de los tomadores de decisiones y participantes en estos proyectos. Es decir, tener claro el concepto, sus responsabilidades, alcances, riesgos, limitaciones, etc.

Capacidades Materiales

  • Infraestructura de Tecnologías de Información y Comunicaciones suficientes y con un funcionamiento adecuado y eficiente.
  • Conectividad de servicio celular (como mínimo 4G) y varios spots o centros de WiFi gratuito.
  • Que los datos que se utilizan por las aplicaciones relacionadas con este objetivo no generen cargo en el servicio celular.
  • Infraestructuras e instituciones dotadas de soluciones tecnológicas (apps) para hacer la vida de los ciudadanos más sencilla.
  • Contar con personal preparado y con experiencia en el tema.

Entorno

  • Instituciones y ciudadanos comprometidos con el fin.
  • Desarrollo económico, social y medioambiental sostenible y en armonía.
  • Participación ciudadana.

Aquí la pregunta es, ¿Cuántos municipios de México cumple con estos conceptos? Quizás muchos podrán visualizar que ya no es tan fácil y tan simple como parece. Es importante considerar un plan de divulgación por parte del municipio que promueva una masa crítica de usuarios y esto se convierta en un punto de referencia de los servicios municipales.

¿Qué tipo de servicios debemos esperar?

  • Contratación, consulta y pago de servicios y obligaciones.
  • Comunicación con los servidores públicos para efectuar una serie de denuncias y emergencias, sobre todo las referentes a las de seguridad, médicas y de fuerza mayor. Evidentemente con el seguimiento de un reporte (Ticket) y la evidencia de su seguimiento.
  • Mejor comunicación bidireccional entre ciudadanos – ciudadanos y ciudadanos – instituciones.
  • Denunciar y reducir los delitos (Caso Rudolph Giuliani, Ex Alcalde de Nueva York).
  • Y muchos, muchos más que se pueden ir adicionando.

¿Cómo se traduce en beneficios?

Algunos de los beneficios serán:

  • Contribuir a la mejora del medio ambiente.
  • Ahorrar costos a sus ciudadanos.
  • Optimizar los servicios públicos.
  • Mejorar la transparencia en la gestión de los dineros.
  • Mejorar la comunicación con los ciudadanos.

Pero ¿es la solución y el camino correcto, debemos ir sobre esa dirección?

Considero que si, en algún momento esto debe estar en la agenda de los presidentes municipales, pero alto, no tan rápido… antes de ello me interesa saber lo siguiente sobre el municipio que está tan interesado en el tema:

  1. Basura.
    1. ¿Está implementada la buena práctica de separarla?
    2. ¿Hay rutas especiales para la recolección de los distintos tipos de basura?
    3. ¿Tienen granjas de composta?
    4. ¿De verdad reciclan el PET y todo lo reciclable?
    5. ¿Hay bolsas de basura en las calles de forma permanente?
    6. ¿Hay estímulos tributarios para este fin?
  2. Agua.
    1. ¿Está implementada alguna buena práctica para recuperar el agua pluvial?
    2. ¿Se tiene esto estipulado en la ley o normatividades de construcción?
    3. ¿Hay registros de cuanta agua ahorran al municipio por concepto de recuperación pluvial?
    4. ¿Hay estímulos tributarios para este fin?
  3. Energía renovable.
    1. ¿Está implementada alguna buena práctica para el uso de energía solar o eólica?
    2. ¿Hay alguna iniciativa para el uso masivo de estas tecnologías en casas, empresas, industria, alumbrado público?
    3. ¿Hay estímulos tributarios para este fin?
  4. ¿Y de la seguridad?
  5. ¿Y del transporte?
  6. ¿Y de…? ¿Y de…? ¿Y de…?

Convertirse en una ciudad inteligente es un paso que eventualmente será algo más allá de deseable, llegará a ser obligatorio. Pero primero, primeo o al menos en paralelo debemos atender otros temas antes de aspirar a tener logros tan ambiciosos.

Como decía Stephen Covey, Primero lo primero.

Guillermo Hernández Salgado

@ghernandezs



Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis