Se encuentra usted aquí

Robotización de la agricultura

Martes, 16 de Enero 2018 - 15:00

Autor

marco_a._paz_pellat.png
Marco A Paz Pellat

Compartir

img_20180116_092711.png

Todas las actividades del quehacer humano están en proceso de cambio. Mucho de ello tiene que ver las nuevas exigencias y complejidades de la vida competitiva del siglo XXI, y los avances tecnológicos que hacen realidad ideas y propuestas innovadoras. También es el caso de la agricultura, la fábrica de alimentos de los pobladores del mundo.

La agricultura tienes dos grandes presiones para cambiar. Por un lado, el crecimiento poblacional en el mundo exige la producción de cantidades crecientes de alimentos y, por otro lado, la transición humana hacia las ciudades, disminuyendo con ello la mano de obra. Cada vez se demanda más productividad y competitividad de la tierra y a la vez hay menos personas disponibles para atender la agricultura. De ahí que la robotización gane terreno.

Ante una misma superficie de siembra y más habitantes que demandan alimentos, la hora de la transformación tecnológica de la agricultura ha llegado. Ya no bastan las mejoras en materia de biotecnología y mejor explotación de la información disponible. Tampoco es suficiente la mecanización. Pronto veremos la incorporación de la inteligencia artificial y de plataformas de aprendizaje automático para tomar decisiones y operar más eficientemente los campos agrícolas.

Ha llegado la hora del uso masificado en los surcos a través de satélites que identifican patrones de sequías para tomar las debidas precauciones, para el aprovechamiento de lluvias y de fenómenos climatológicos. Será común el uso de tractores autónomos que siembran de manera automática y eliminen al mismo tiempo plantas enfermas y plagas en los cultivos. Pasaremos de la mecanización a la robotización de la agricultura.

La robotización ya es un fenómeno en avance en todos los ámbitos. Según el informe de Transparency Market Research (TMR), el mercado de la robótica seguirá creciendo a razón de 17% anual de 2017 a 2025, año que significará un mercado de $147 mil millones de dólares. Se estima que la población de robots en 2025 llegará a los 2.7 millones de unidades.

¿Qué tipos de robots veremos próximamente en los campos agrícolas? Estamos hablando de tractores sin conductor, dispositivos aéreos no tripulados, drones, sistemas de siembra y cosecha automatizados, sistemas de riego manejados con inteligencia artificial.

Uno de los ejemplos más claros de este cambio es el caso de Salinas Valley, en California, que viene siendo el Silicon Valley de la transformación tecnológica del campo. En ese lugar se experimenta con nuevos modelos de cultivo, verticales y automatizados, con sistemas de riego que analizan con inteligencia artificial la información de humedad del suelo para administrar de manera eficiente y exacta el agua necesaria para cada cultivo. También operan cuchillas automáticas que hacen los cortes precisos en los cultivos de manera automatizada.

En Salinas Valley están albergadas más de 30 startups de tecnología agrícola. Un ejemplo es la empresa AgriData, que desarrolla máquinas para operar y administrar los campos agrícolas, y utilizan la información para hacer recomendaciones de cultivos y de su trato para mejorar la productividad y la eficiencia en uso de insumos y tiempos de cosecha.

También destaca el proyecto de Hahn Family Wines y Verizon para digitalizar los campos para obtener información de sus suelos y la humedad de los mismos, para administrar las cantidades de agua en los tiempos adecuados.

Pronto veremos cambios significativos en la agricultura provocados por la robotización y el uso de la inteligencia artificial, que nos ofrecen más resultados en las cantidades producidas y sus precios para lograrlo. Llegó el tiempo del cambio a la agricultura, frente a una creciente población que demanda más alimentos.

whatsapp_image_2018-02-12_at_16.06.27.jpeg
Número 15 - febrero 2018
Descargar