Se encuentra usted aquí

OMS reconoce que el cannabidiol (CBD) no es adictivo ni psicoactivo

Lunes, 18 de Diciembre 2017 - 15:00

Autor

img_5599sevina_campesino_1.jpg
Pepe Zúñiga

Compartir

oms.jpg

Tras la conferencia del pasado 6 de noviembre, donde investigadores en materia del Cannabis Medicinal de la talla de Raúl Elizalde, mismo que fue invitado a hablar ante el Comité de Expertos en Farmacodependencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Ginebra, Suiza. Elizalde recomendó hacer una revisión minuciosa de las características y propiedades reportadas en estudios hechos sobre el cannabidiol (Mariguana Medicinal).

El mismo Comité de la OMS recientemente emitió un reporte donde reconoce sus nuevas posturas ante el compuesto, siendo las siguientes:

¿El cannabidiol es adictivo?

A partir de la información de estudios previos hechos en humanos y animales, realizados en diferentes partes del mundo, el reporte afirma que no hay evidencia de que el cannabidiol pueda llegar a ser adictivo. También afirma que no existen casos reportados de abuso o dependencia a la sustancia, y que no representa peligro para la salud pública.

El comité afirma que, basándose en estudios previos, el cannabidiol carece de la propiedad de generar efectos psicoactivos (THC). Esta carencia de psicoactividad genera nuevas posibilidades para que la sustancia sea usada en otros tipos de estudios e investigaciones. 

Entre la documentación más relevante tomada a consideración, se encuentra un estudio donde a 16 participantes se les suministró de manera aleatoria una dosis de Tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol o un placebo. En los participantes se midieron diferentes indicadores que revelan cambios en síntomas de psicoactividad o en intoxicación. Los participantes que tomaron THC mostraron ansiedad, sedación y alucinaciones. En cambio, los participantes que ingirieron CBD no demostraron cambios importantes comparándolos con los que tomaron solamente un placebo.

Por otra parte, en un estudio aleatorio “doble ciego”, se invitó a consumidores de “cannabis” recreativo para probar los efectos del cannabidiol por sí mismo, concluyendo que el cannabidiol no produjo efectos psicoactivos, cardiovasculares o de algún otro tipo.

En otro estudio que buscaba conocer los efectos del abuso del cannabidiol en comparación con el THC y se suministraron ambas sustancias a la par de un placebo. Se encontró que el cannabidiol y el placebo generaron resultados similares en todos los indicadores empleados para medir cambios en los participantes, como desempeño psicomotor, presión arterial, ritmo cardiaco, etc. La conclusión de este análisis es que el cannabidiol no representa riesgos por abuso.

La conclusión del Comité de la OMS es que el cannabidiol, compuesto extraído de la planta Cannabis Sativa, tiene una baja afinidad por el receptor CB1, por lo que no tiene la capacidad de generar efectos psicoactivos. Además la evidencia existente muestra que no tiene efectos adversos ni representa un riesgo de abuso. 

El hecho de que la OMS reconozca estas características en el cannabidiol, abre la puerta para que otros organismos internacionales y naciones también lo hagan, facilitando así el acceso para personas en todo el mundo.

Si desea leer el artículo original de la OMS puede consultarlo aquí:

http://www.who.int/medicines/access/controlled-substances/5.2_CBD_PeerReview2.pdf

revista_diciembre.jpg
Número 13 - diciembre 2017
Descargar