Se encuentra usted aquí

Cuestión de Ciencia y Tecnología

Lunes, 14 de Mayo 2018 - 15:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

gusano-cogollero.jpg

"No es lo que miras lo que importa, sino lo que ves.", Henry David Thoreau     

En enero del 2016, las autoridades sanitarias de Nigeria encontraron miles de gusanos verde amarillentos con vistosas rayas negras en las bodegas de los barcos que venían del occidente. Quince meses más tarde los gusanos invadieron el sur y el oriente, ocupando el 45% del continente. Para Diciembre del 2017 el 70% del territorio africano estaba literalmente invadido por Spodoptera frugiperda conocido en el Continente Americano como el gusano cogollero o el gusano soldado, una de las plagas agrícolas más voraces que se conocen. La invasión del gusano es impresionante, literalmente el suelo desaparece, solo se ve una alfombra verde amarillenta total que oculta el color del suelo, destruyendo todas las plantas a su paso.

Este formidable depredador es capaz de atacar 80 cultivos diferentes, pero sus favoritos son el maíz, el arroz, el sorgo, el algodón y numerosas hortalizas y legumbres; en fin, una gran variedad de cultivos que sirven de alimento.

 Lo más impresionante es que en solo 23 meses, este insecto invadió 43 países africanos, dejando intacta solo la porción desértica del norte de Άfrica.1

El gusano Spodoptera frugiperda es una especie endógena de las regiones tropicales y subtropicales del Continente Americano donde es combatido y controlado durante todas las estaciones del año con plaguicidas convencionales y por medio del control biológico, de los cuales hablaremos más adelante.

Su ciclo biológico esta representado en cuatro fases (ver la ilustración) que son las siguientes:

  • Huevecillos, la hembra o palomilla tiene hábitos nocturnos y es capaz de volar 100 Km, suele ovipositar de 50 a 200 huevos en el envés de las hojas o en cualquier superficie, los huevos eclosionan en 2 – 3 días (dependiendo de la humedad y la temperatura) en pequeños gusanos.
  • Fase larvaria. Los pequeños gusanos van creciendo hasta alcanzar la etapa adulta (5 – 6 cm.) que dura de 18 a 25 días. Dependiendo de las condiciones ambientales, la nutrición y las hormonas.
  • Fase de pupa. Los gusanos adultos se entierran o buscan un lugar húmedo y obscuro y se transforman en una pupa o forma de resistencia que puede durar de 6 a 28 días dependiendo de la humedad, la temperatura, los nutrientes y la actividad hormonal que es específica para cada biotipo (se explica más adelante). Finalmente, la pupa se transforma en palomilla.
  • Fase de Palomilla. Las polillas o palomillas son una especie de mariposillas cortas de color grisáceo con café, después del apareamiento, las hembras suelen volar grandes distancias durante la noche. Posteriormente, las hembras ovipositan en las hojas o malezas para garantizar su protección y sobrevivencia. El ciclo se repite.

Esta plaga tiene una adaptación y una versatilidad genética extraordinarias que le permiten sobrevivir y perdurar, lo más asombroso es que todavía esta en proceso de evolución a juzgar por las especificidades que sigue mostrando, dichas características se podrían resumir en:

  • La palomilla hembra selecciona muy bien las plantas de hoja ancha y maleza densa para proteger la viabilidad de los huevecillos que acaba de poner.
  • Si la planta hospedera no es de su agrado o esta deficiente o ha sido atacada por alguna otra plaga, simplemente no la ataca sino que busca otra planta que este sana y que sea de su agrado. Esta alta selectividad por las plantas huésped ha dado lugar al establecimiento de diversos biotipos o razas hospederas. Así tenemos que existen dos biotipos principales, los gusanos que consumen el maíz y los que atacan los cultivos de arroz. Esta selectividad modifica la estructura genética de ambos biotipos. Aún más, el biotipo del maíz no se aparea con el del arroz, si por excepción lo llegaran a hacer, la progenie resultante tendría taras metabólicas diversas y también podrían ser estériles.
  • Los gusanos de los biotipos maíz y arroz son fisiológicamente más resistentes a los plaguicidas y a las condiciones ambientales en comparación  con los que se nutren de otras plantas huésped.
  • Experimentos recientes demostraron que cuando se aparean los biotipos del maíz y del arroz, los híbridos resultantes son más fuertes, más resistentes, más prolíficos y más agresivos; unos super biotipos.
  • El análisis molecular de los biotipos maíz y arroz difiere de los demás en la presencia y la actividad enzimática de 5 tipos de holoenzimas que tienen un papel esencial en la actividad respiratoria/energética y que están localizados en el DNA mitocondrial; esta característica les da una super energía metabólica y genética (las holoenzimas son enzimas completas que no necesitan cofactores sino que están listas para reaccionar), Esto hace que los biotipos maíz y arroz sean idénticos en  su morfología (idénticos en apariencia) pero diferentes en su genética.2
  • El desastre agrícola pudiera haberse originado porque los biotipos endógenos de Άfrica se habrían mezclado con los biotipos del Continente Americano, produciéndose híbridos super resistentes. Aunado a esto, la rápida proliferación de la plaga se debe sin duda al gran alcance de dispersión que tienen las palomillas al volar distancias de 100 Km en una sola noche.
  •  Además, al parecer los agricultores africanos carecen de las técnicas y los recursos económicos y tecnológicos para hacerle frente a una devastación de  esta magnitud.  

De no controlar este desastre agrícola se perderá el 30 – 40% de la producción anual (de maíz y arroz) que sin duda afectaran a por lo menos 200 millones de habitantes. Los gobiernos africanos no solamente enfrentan grandes pérdidas económicas sino también una posibilidad de que se genere una hambruna generalizada que a la postre se convertiría en otra emigración hacia el continente europeo.

El caso es tan preocupante que la FAO de inmediato recomendó instruir al millón de pequeños y medianos agricultores para que:

  • conozcan el ciclo de la plaga para poder combatirla mejor,
  •  entrenen al personal del campo a identificar los estadios del ciclo y a calcular los niveles de riesgo una vez que se ha iniciado la invasión.
  • calculen y usen correctamente las dosis de plaguicidas (carbaril, diazinon, cipermetrinas, paratión metílico, etc.) y el intervalo entre las aspersiones.
  • experimenten con mezclas de plaguicidas hasta lograr la mayor eficiencia en el control.
  • monitoreen periódicamente la presencia de cualquiera de las fases del ciclo.
  • emitan cualquier alerta temprana en cuanto haya algún hallazgo
  • ensayen cualquiera de los métodos de control biológico.

No hay ninguna garantía de éxito, pero algo que se salve puede ser de gran ayuda económica y además se evitara el pánico que genera el desabasto de alimentos.

Es increíble y a la vez decepcionante que todo un Continente no haya sido capaz de manejar esta situación. En el Continente Americano, todos los países están muy al pendiente de esta y otras plagas dañinas, el personal técnico de los centros de investigación ha entrenado al personal de campo en todas las actividades sugeridas por la FAO y además ya tiene calculadas las mezclas de plaguicidas para cada depredador. El gusano soldado es un enemigo constante que aparecerá en cualquier momento y en cualquier cultivo y los agricultores lo saben.

 Inclusive, en algunas regiones de México se practica el control biológico con gran éxito. La técnica consiste en asperjar con soluciones a base de la bacteria Bacillus thuringiensis que es un enemigo natural de los gusanos en general. Este microorganismo produce un tipo de espora cristalina en su interior, dicha espora es ingerida por el gusano, la espora llega al tracto digestivo del gusano donde oblitera las paredes del intestino causando una perdida de nutrientes irreversible que culmina con la muerte. Esta bacteria es inocua al medio ambiente y a los animales de sangre caliente, incluyendo al hombre.

Hay muchas maneras de resolver un problema, todo es cuestión de desear resolverlo, lo demás es ciencia, tecnología y recursos.

captura_de_pantalla_2018-05-14_15.00.40.png

_________________________________________

Referencias

  1. Anónimo.  The very hungry caterpillars. The Economist. January 20th, 2018.
  2. E.V. Herrera.; Spodoptera frugiperda: una plaga que esta coevolucionando. Aleph Zero No 63. Mayo, 2012.
revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar